Saltar al contenido
Pomadas

Pomadas para tendones y ligamentos

Pomadas para tendones y ligamentos

La tendinitis es una condición caracterizada por la inflamación de uno o más tendones del cuerpo humano. Además, los tendones más afectados por esta inflamación son los de los hombros, las rodillas, los tobillos, las manos y las muñecas. El dolor causa molestias, pero la medicación con pomadas para tendones y ligamentos es sumamente sencilla.

Pomadas para tendones y ligamentos

Medicamentos para la tendinitis: pomadas para tendones y ligamentos

Los fármacos anti-inflamatorios no esteroideos son el tratamiento de elección para el tratamiento de la tendinitis.

Entre los diversos ingredientes activos utilizados en el tratamiento de la tendinitis, recordamos:

Diclofenac: diclofenac se pueden administrar por diferentes vías. Cuando el medicamento se administra por vía oral en el tratamiento de la tendinitis, la dosis habitual puede variar de 75 mg a 150 mg por día, administrados en dosis divididas.

Cuando se usa el gel basado en diclofenac, se recomienda aplicar el producto directamente en el área afectada por la inflamación de 3 a 4 veces al día. La duración del tratamiento no debe exceder los diez días. Es una de las cremas antinflamatorias favoritas de los que sufren esta condición.

Pomadas para tendones y ligamentos

Aceclofenaco: cuando se administra el aceclofenaco para el tratamiento de tendinitis, dosis utilizada comúnmente es de 200 mg, que se toma por vía oral en dos dosis cada 12 horas.

Ketoprofeno: la dosis de ketoprofeno generalmente administrado por vía oral es de 150-200 mg por día, que deben tomarse preferentemente después de las comidas, en dos o tres dosis divididas. Es muy importante no exceder la dosis máxima diaria de 200 mg de sustancia activa.

Cuando el ketoprofeno se usa en forma de pomadas para tendones y ligamentos, se recomienda aplicar el producto en el área afectada 1-3 veces al día o según lo prescrito por un médico.

El ibuprofeno: cuando el ibuprofeno se administra por vía oral, no debe exceder la dosis máxima de 1200 a 1800 mg droga al día. El médico debe establecer la dosis exacta de principio activo que debe tomar cada paciente.

Naproxen: Cuando el naproxeno se administra por vía oral, la dosis utilizada comúnmente es 500-1.000 mg de fármaco por día, que deben tomarse en dosis divididas cada 12 horas. Sin embargo, cuando se usa el gel o la ppomada para tendones y ligamentos a base de naproxeno, se recomienda ejecutar dos aplicaciones por día directamente en el área afectada.

Pomadas para tendones y ligamentos

Los corticosteroides

En algunos casos, para el tratamiento de la tendinitis, puede ser necesario recurrir a infiltraciones con corticosteroides. Este tipo de tratamiento es muy delicado y solo debe ser realizado por personal especializado, ya que existe el riesgo de causar daños graves y la ruptura del tendón.

Metilprednisolona: la metilprednisolona se usa en el tratamiento de la tendinitis (en particular, epicondilitis) en asociación con lidocaína (un anestésico local). La dosis habitual de metilprednisolona es de 4-80 mg. La cantidad exacta de fármaco a administrar varía según la gravedad de la inflamación.

Dexametasona: la dosis de dexametasona generalmente utilizada es de 1 a 4 mg, dependiendo del sitio anatómico afectado por la tendinitis.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 5 Promedio: 4.4]